¿Qué son?

Las sillas para piscinas son elevadores acuáticos que permiten a personas con problemas de movilidad practicar un baño seguro y sin ayuda de terceras personas.

Las sillas de piscina se dividen en dos familias, las que funcionan sin corriente eléctrica, llamadas sillas de piscinas hidráulicas y las que funcionan a batería, las sillas de piscina de batería.

Estos elevadores pueden ser de instalación fija o portátil, según la necesidad de cada cliente.

Silla de piscina MODELO PK

Silla de piscina MODELO PK

Esta silla de piscina es de elevación hidráulica y se puede transportar con mucha facilidad. Está fabricada con perfiles estructurales de acero inoxidable AISI 316. Solo necesita una toma de agua de 3.5 bares para su funcionamiento.

Más información

Silla de piscina MODELO B2

Silla de piscina MODELO B2

Esta silla de piscinas es de tracción hidráulica y no necesita más que una toma de agua de 5 bares de presión para su funcionamiento con carga máxima de 150 kilogramos. Para usuarios de menor peso es posible reducir la presión del agua. Está fabricada con acero marino AISI 316.

Más información

Silla de piscina modelo E40

Silla de piscina modelo E40

La silla E40 funciona mediante baterías y está diseñada para poder ser transportada y guardada con facilidad. Su capacidad de elevación alcanza los 120 kilogramos de peso. Está fabricada en acero lacado.

Más información

Silla de piscina modelo E60

Silla de piscina modelo E60

Este modelo es de instalación fija y funcionamiento eléctrico. Dispone de una capacidad de carga e 120 kilogramos.

Más información